Mussap

Cabezas tractoras

Para público nacional.
RCSO, RCSV, DEF, OCUP

Desde 765 €

Furgoneta agrícola

Consiga su seguro

Desde 180 €

Publicaciones

El RACC examina la seguridad infantil (II)

Marzo, 2005

Estudio sobre el uso correcto de los sistemas de retención infantil

RACC Automóvil Club realizó el 2004 un estudio junto a Jané, empresa líder en nuestro país en el desarrollo e investigación de los sistemas de retención infantil, que analizaba los hábitos de los niños y niñas en sus desplazamientos en automóvil. A través de una encuesta realizada a 600 niños y niñas de entre 6 y 12 años de Madrid, Barcelona y Valencia, el RACC descubrió que el uso correcto de los sistemas de retención infantil en España está aún lejos del 100%.

• El 71,6% de los niños y niñas admite que nunca circula correctamente en coche.

• El 57,4% de los menores de 6 a 12 años realiza de forma habitual en coche alguno de los desplazamientos de casa a la escuela o de la escuela a casa.

• El 27,7% de los menores admitió que la persona que lo lleva habitualmente en coche por ciudad le deja sentarse donde quiera. Este porcentaje disminuye hasta el 8,7% de los casos cuando se circula por carretera.

• El 42,9% de los menores afirma que en el vehículo en el que circula no todos utilizan cinturón de seguridad o sistemas de retención infantil.

• En los desplazamientos por ciudad es más habitual no utilizar los sistemas de retención infantil. Un 75,9% de las niñas y niños entrevistados respondió que nunca circula correctamente en los trayectos urbanos, frente un 73,5% en los desplazamientos por carretera o autopista.

Consejos para los usuarios

• Antes de comprar una silla infantil, intente fijarla en su propio coche o pida al vendedor que le muestre como se instala.

• Los dispositivos que se coloquen en el asiento delantero deben estar orientados en sentido contrario a la marcha

• Nunca ponga una silla infantil en el asiento delantero del acompañante que tenga el airbag frontal conectado.

• Siga siempre minuciosamente las instrucciones del fabricante de la silla infantil y tenga en cuenta las instrucciones del manual del vehículo.

• La silla debe ajustarse con firmeza en el asiento del coche que esté homologado para este sistema de retención infantil en concreto. El movimiento hacia delante o- lateral debe ser el mínimo posible.

• Asegúrese de que el cinturón del vehículo pueda introducirse en la ranura del asiento sin impedimento alguno. El tirante del hombro del arnés debe estar por encima de la mitad de los hombros del niño; y, la sección del cinturón que da la vuelta, tan abajo como sea posible del cuerpo del niño y en contacto con la pelvis.

• Compruebe que tanto la silla como el niño estén ajustados con la mayor seguridad posible. • Nunca intente desmontar o modificar una silla sin ayuda.

• Ajuste bien la silla del niño cuando viaje, incluso si el niño no está en ella.

• Nunca tenga objetos pesados o afilados en el interior del coche. En caso de accidente los objetos sueltos saldrán disparados hacia delante y pueden provocar graves lesiones a los ocupantes.

Evite el mal uso siguiendo minuciosamente las instrucciones del fabricante (posición homologada de la silla, grupo de peso, recorrido del cinturón, dirección de la instalación, etc.)

Demandas a los fabricantes de sistemas de retención infantil

• La instalación del sistema de retención infantil y la manera de sujetar al niño deben ser simples y, las instrucciones, claras y fáciles de entender para reducir el peligro de mal uso

• Debe haber advertencias claras e inequívocas en las instrucciones y etiquetas llamativas y permanentes en el sistema de retención infantil cuando se utilicen en vehículos con airbags frontales y laterales.

• Utilizar siempre correctamente el código de colores en las piezas de la sillita por donde debe pasarse el cinturón: rojo para las piezas que se usan cuando la sillita se coloca en el sentido de la marcha; y azul para las piezas que se usan cuando la sillita se coloca en sentido contrario a la marcha.

• Los sistemas de retención para niños mayores pueden utilizarse en posición .reclinada. En ningún caso el niño debe poder deslizarse por debajo del cinturón diagonal durante una maniobra de conducción.

• La fuerza del impacto a la que un niño se expone en un choque frontal con un SRI orientado hacia delante debe reducirse con la utilización de material que absorba la energía del impacto en el sistema de anclaje.

• No siente al niño en un elevador que no disponga de respaldo, ya que éste proporciona una importante protección en caso de impacto lateral.

* RACC Automóvil Club Dep. PrensaTel. 93 495 50 29

Por Francisco Pellicer Moltó